AD FONTES AVILINAS II

Santiváñez y la Historia de la Provincia de Andalucía de la Compañía de Jesús

Las diferentes historias y crónicas de la Compañía de Jesús contienen, entre numerosos datos, un filón de informaciones muy provechosas sobre Juan de Ávila y su obra. Algunas de ellas, son accesibles hoy en día en la web, donde van alojándose como en una biblioteca enorme y desordenada tantos libros y documentos valiosos.

Así ocurre con esta “Historia de la Provincia de Andalucía de la Compañía de Jesús por el P. Juan de Santiváñez, de la mesma Compañía de Jesús y provincia”, que está dividida en tres libros, según parece redactada hacia 1600. La historia, autógrafa e inédita, se conserva en la Biblioteca de la Universidad de Granada (Caja B-048, 049 y 050) y está accesible en línea en el siguiente enlace: http://digibug.ugr.es/handle/10481/289?show=full. También se encuentra en el Archivo Histórico de la Compañía de Jesús (antiguo Archivo Histórico de la Provincia de Toledo S.I.), en Alcalá de Henares (Madrid).

Como muchos estudiosos de la obra del Maestro Ávila sabrán, esta historia jesuítica es una de las fuentes primarias más importantes de la vida del Maestro Ávila, utilizada profusamente por Luis Sala Balust en la “Introducción biográfica” / “Estudio biográfico” (ed. 2000-2004) que encabezaba las Obras Completas (1952). En ella señala que esta “Historia de la Provincia de Andalucía” se encontraba en la Biblioteca de la Un. de Granada y en el Archivo Histórico de la Compañía de Jesús, hoy en Alcalá de Henares (Madrid), con algunas diferencias en la distribución de capítulos.

Voy a transcribir –modernizando grafías, acentuación, separación de palabras y puntuación– el comienzo del Capítulo 24 del Libro 2º, dedicado a la inauguración del Colegio de Montilla.

TRANSCRIPCIÓN


Juan de Santiváñez, “Historia de la Provincia de Andalucía de la Compañía de Jesús” (Bibl. Univ. de Granada, Fondo Antiguo, Caja B, 049), Libro Segundo, f. 88-88v.

Capítulo 26. Puéblase el Colegio de Montilla. Fruto de sus ocupaciones y ministerios. De su primero rector, el padre Alonso López.

1. Iglesia y casa se acabaron a un tiempo (aquella de labrarse; de acomodarse esta) por los fines del año de 1557, siendo vicario general de la Compañía por muerte de nuestro patriarca San Ignacio, el padre Maestro Diego Laínez; provincial de esta provincia el padre Bartolomé de Bustamante; y comisario en España San Francisco de Borja. Todos tres pusieron los ojos en la persona del padre Alonso López para que fuese rector del nuevo colegio. Con mucha razón, porque era hombre docto, de aventajada virtud y de prendas muy superiores para este y mayores cargos. Con los que ahora vinieron y los que se juntaron poco después, entrado ya el siguiente año se contaban catorce religiosos, cuyos nombres escribiera aquí si los hallara escritos. La estrena de fundación y de ministerios de Colegio hizieron el día solemne de la Circuncisión, primero del año de 1558.

2. Predicó este día –honrando el púlpito, la fiesta y nuestra religión, acompañando con tiernos afectos las palabras y causando en los presentes devoción y lágrimas– el venerable padre Maestro Juan de Avila. ¡Ya se sabe qué sermones eran los de este nuevo apóstol! Esmerose mucho en este, en que grave y doctamente (a su costumbre) declaró al pueblo el bien grande que les resultaba a todos, chicos y grandes, de tener por vecinos y moradores a estos padres; y fundado ya en su lugar un colegio de la Compañía de Jesús, |

dijo que los de ella eran uns “esclavos públicos”. Que cada uno de sus vecinos podía y debía hacer cuenta que tantos esclavos fieles y serviciales tenía a su disposición, cuantos eran los operarios del nuevo Colegio. Dio con ternísima devoción gracias a nuestro Señor, que le hubiese dejado ver esto. Abrió a todos su pecho y manifestó cuánto había deseado siempre y deseaba ahora ver esta santa religión introducida en el mundo; que se hallaba tan gozoso en haber con sus ojos visto esta nueva salud, esta Compañía de Jesuitas, religión de salvadores, que podía ya como en otro tiempo el anciano y santo Simeón exclamar: “Nunc dimittis servum tuum in pace, etc.”

COMENTARIO

1. Hay que destacar, en primer lugar, el dato de que el Maestro Ávila predicó en la inauguración del Colegio de Montilla, el 1 de enero de 1558.
2. Llama la atención el interés grande del Maestro Ávila en defender la Compañía de Jesús. También la recurrencia a la figura bíblica de Simeón (¿alusión a su no escondido origen cristiano-nuevo?)

3. Por último, la figura del Maestro Ávila aparece en multitud de momentos en esta “Historia de la Provincia de Andalucía”. En efecto, la relación con los jesuitas es tan estrecha, que me pregunto si el manuscrito de “Audi, filia” no llegaría a Alcalá de Henares por mano de alguno de los compañeros de San Ignacio, antes que por algún discípulo del Maestro Ávila. 

Espero, más adelante, poder ofrecer más noticias de este filón que las fuentes jesuíticas esconden. VALE.


Julio César Varas

Palencia, 1972. He estudiado Filología Española en la Un. Autónoma de Madrid, donde realizo mi tesis doctoral sobre Juan de Ávila (1499-1569). En la actualidad, soy profesor de Lengua y Literatura Españolas en el IES Gabriel García Márquez (Madrid). ORCID-ID: 0000-0003-3382-8894

More Posts


Julio César Varas

Palencia, 1972. He estudiado Filología Española en la Un. Autónoma de Madrid, donde realizo mi tesis doctoral sobre Juan de Ávila (1499-1569). En la actualidad, soy profesor de Lengua y Literatura Españolas en el IES Gabriel García Márquez (Madrid). ORCID-ID: 0000-0003-3382-8894

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search